El charro negro aun recorre las calles de San Francisco Atexcatzingo

 El charro negro aun recorre las calles de San Francisco Atexcatzingo


  • YANETH ORTEGA JIMENEZ

En venganza de aquellos hombres que les son infieles a su mujer.

Desde hace un par de años ciudadanos de San Francisco Atexcatzingo, comunidad perteneciente a Tetla de la Solidaridad, hablan sobre un hombre vestido de negro que aun recorre las calles del lugar montado a caballo, esto al pasar la media noche.

Algunos lugareños aseguran que aquel hombre es el mismo diablo que busca vengarse de aquellos hombres infieles.

Personas del lugar aún llegan a escuchar el galopar de un caballo, atemorizando a aquellos que llegan por las noches de sus jornadas laborales.

Cuenta Soledad  Ramos, que hace algunos años su esposo salió de su hogar, ya que había sido invitado al baile de la feria patronal, con chamarra de cuero, botas se dirigió a aquel lugar, que a decir de aquel hombre a un costado se encontraban terrenos de labor, que más tarde serían testigos de una escena de terror.

Al llegar conoció a un hermosa mujer, que con sus encantos logró atraer, ella vestía un hermoso vestido según lo contó el infortunado, lo que dejaba ver su hermosa figura, por más de tres horas, el esposo de Soledad y aquella mujer disfrutaron del baile y el alcohol, atraído por ella, él buscaba el momento para estar solos.

Al terminar dicho evento la mujer se adelantó proponiendo que se fueran hacia los terrenos de labor, el hombre al mirar a la mujer aceleró el paso, pero sin poderla alcanzar pensó que le jugaba una broma, por lo que comenzó a carcajear, sin saber el nombre de aquella dama, la buscó, un escalofrío comenzó a recorrer su cuerpo, ya que a lo lejos se escuchaba el galopar de un caballo.

Al voltear observó un hombre vestido de negro que con un látigo lo comenzó a golpear, aunque él buscaba escapar, fue arrastrado y arrojado sobre nopales, aunque gritaba nadie lo podía escuchar.

Narró el esposo de Soledad, que al buscar ver el rostro de aquel hombre, jamás lo pudo ver, el hombre golpeado y aturdido, logró esconderse y al observar que el charro negro a caballo había desaparecido, comenzó a correr, ya que a lo lejos observó un luz un vehículo al parecer al lograr llegar al camino lo pudo detener, era un taxista que lo saco de aquel lugar.

Asustado le contó al chófer, quién solo le dijo “ah! El charro negro, varias personas se han encontrado con él y lo mismo que usted me dice les ha sucedido a los demás”, apuntó.

Al llegar a su hogar con pálido color tocó a la puerta, Soledad de inmediato abrió y con intriga le pregunto; ¿qué te sucedió?  nervioso le contó pero Soledad pensó que solo alucinaba, ya que la ropa que llevaba ni un gramo de polvo tenia, al quitarse el pantalón lleno de rasguños, moretones y espinas, el hombre aseguró que ese hombre le había dado tremenda golpiza y que  un taxista le dijo que fue el Charro Negro quien aún resguarda el lugar.

Al saber tal historia es que algunos evitan pasar por aquel lugar o caminar a solas ya que este hombre montado a caballo esta a la espera de aquel que busque engañar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s