El orgullo de ser charros

Para quienes practican la charrería, este deporte representa lo que deben ser los mexicanos: personas con disciplina y valor

Foto: Silvia Rangel  | El Sol de Tampico

Silvia Rangel  | El Sol de Tampico

La charrería es un arte ecuestre que enorgullece a todos los mexicanos y una familia con ADN charro son los Mares Snowball, quienes en este deporte han encontrado además un vínculo de unión fraternal.

La UNESCO consideró a la charrería como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, al ser un elemento importante de la identidad y cultura de México.

Para la familia Mares, el ser charro es vestirse de los colores de México y en este deporte demuestran sus diversas habilidades y destrezas, porque en la charrería se deja constancia de lo que debe de ser el mexicano, personas con disciplina, valor y perseverancia.

Símbolo de la cultura mexicana

Los antecedentes de la charrería datan desde hace casi 500 años y con el transcurrir de los siglos esta tradición ha ido de la mano de muchas familias, que de generación en generación han pasado este arte netamente mexicano.

Foto: Silvia Rangel  | El Sol de Tampico

Alberto Mares y Maura Snowball comentan: “En nuestra familia nace el gusto de la charrería cuando nuestro hijo mayor Erick Alberto inicia a muy temprana edad a practicar en los lienzos charros y su pasión va aumentando hasta lograr convertirse en un excelente coleador (suerte charra) y obtener algunos de los primeros lugares en competencias estatales y regionales”.

Y agregan: “La pasión por dicho deporte le fue contagiada a su hermana Ingrid y nosotros como padres apoyamos su gusto y práctica del deporte siendo parte de la gran familia charra de Altamira, Tams., de la cual fuimos presidentes por seis años”.

Forman parte de la Asociación de Charros La Herradura

“Actualmente formamos parte de la Asociación de Charros La Herradura de Tampico, en la que orgullosamente nuestros hijos han participado junto con sus equipos en distintas competencias”, comentaron los esposos Mares.

Foto: Silvia Rangel  | El Sol de Tampico

“Ser una familia charra es una gran distinción, es portar con orgullo, elegancia y gallardía el traje charro y ver a nuestros hijos vestidos de charro dentro de un lienzo, ver su actuación en cada suerte con gran dominio de sus caballos es una gran satisfacción”, agregaron con orgullo.

“Nuestra mayor celebración en familia es la fiesta del “Día del Charro”, que se lleva a cabo el 14 de septiembre y ahora por la pandemia será virtual”, concluyeron.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s