¡¡¡Y HOJAS, PETRA…!!!

EL MUNDO CHARRO

POR ROGELIO CANTO TELLECHEA

¡Y échame la culpa, Juana!, porque resulta que buena estuvo la elección de la Cloty, de incorporarse a la charrería yunaitera texana, en donde seguramente refrendará laureles con nuevas generaciones de escaramuzas, como siempre lo ha hecho esta hermosa y santa mujer de a caballo, que a pesar de haber perdido recientemente a la autora de sus días, ella sigue siendo una digna portadora del traje charro con mucho orgullo… ¡Y arriba El Mundo Charro…!

¡Y vámonos recio!, porque en donde seguramente también la Maru García le está poniendo número a la casa con su escuela escaramucera, en donde andando la legua ha dejado buenos ejemplos que han engrandecido la Charrería en grande, al igual que la señorona de crinolinas y contracrinolinas, Cristina Morales de Álvarez Malo… ¡Felicidades, y no le aflojen…!

¡Y arriba el mole de olla!, porque también quien no hace tan mal los quesos con su equipo escaramucero Perla de Occidente, es la Zoila Cárdenas Camarena, con sus éxitos tras éxitos… ¡Muchas felicidades por su tenacidad y entrega a la Charrería completa…!

¡Y como también en San Juan hace aigre!, saludamos por estos pesebres al charro y cabalgatero guasavense, Feliciano Valle, gran continuador del ejemplo paterno que le heredó su padre del mismo nombre, y gran caballista, a quien aprovechamos la aviada para rendirle homenaje por toda una vida de dedicación a lo nuestro, El Mundo Charro…

¡Y como lo mismo es atrás que en ancas!, nos ponemos de pie para celebrar los setenta años de vida charra del señorón de lados y medios lados, Alejandro Castil Vázquez, quien no dejó ni una pa’comadre en todos los lienzos del país, en donde ha demostrado sus buenas hechuras charras y taurinas, como se acostumbraba antes en los capaderos y anexas. Como la mera verdura, es de admirarse su gran tenacidad y dedicación que en vida ha hecho de nuestro deporte-arte y que nos enorgullece, pues su enorme corazón no le cabe en el pecho para demostrar que, efectivamente, la Charrería es un deporte que ennoblece… ¡Felicidades, Señorón…!

¡Y tumbando caña!, nos encontramos con un saludo a todos los tlacuilos y tlacuilas, que como El Monchín González Barbet, le ha puesto número a la casa, mejorando melcochas y demostrando semanalmente la apasionada entrega que hace de nuestro deporte-arte, que es la Charrería… ¡Felicidades, Monchín…!

¡Y con la carta a Eufemia!, saludamos al señorón entrenador del equipo escaramucero de las Alondras de Poza Rica, Don Manuel González, gran patriarca y guía de todas las escaramuzas, grandes y pequeñas, de esos pesebres… ¡Muchas felicidades, y no le afloje, Don Manuel, porque siguen otros estirones…! ¡Pero por ahora, hasta aquí la trova…!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s