Escaramuzas de acero

Fotos: Marco Tapia / El Diario de Juárez

Graban documental para YouTube que incluye a las juarenses Las Rarámuris, practicantes de la charrería femenil y campeonas a nivel nacional

Natalia Piña
El Diario de Juárez domingo, 28 febrero 2021 | 10:20

Ciudad Juárez— La historia detrás de las mujeres que conforman la escaramuza juarense Las Rarámuris quedará al descubierto.

Su esfuerzo sobrehumano, valentía y entrega en cuerpo y alma a esta práctica femenil de la charrería fue documentado para una producción que, vía YouTube, enaltecerá la cultura charra local, estatal y nacional. 

Desde Mazatlán, Sinaloa la serie documental ‘Charras de Acero’, que se desprende de una competencia nacional homónima de escaramuzas, llegó a Ciudad Juárez para realizar las grabaciones de uno de sus episodios con las integrantes de Las Rarámuris. 

Mariquel Villar de Iglesias, directora del equipo deportivo, platica en entrevista con El Diario que Humberto Herrera, director general del proyecto y de la empresa Charros de Acero, la contactó a finales de 2020 para hacerle la invitación a participar en la producción ‘Charras de Acero’. 

“Me dijo que, viendo la tradición de nuestra escaramuza y los logros, porque hemos sido tres veces campeonas nacionales y multicampeonas estatales, definitivamente él se inclinó por nosotras para invitarnos a participar (…) Escaramuzas a nivel nacional hay como 500. Nosotras aquí en el estado de Chihuahua debemos de ser como 16 escaramuzas”.

“Es un gran orgullo que nos hayan escogido entre las mejores escaramuzas, porque sólo participan 12 de todo México. Me siento muy orgullosa y me invade la felicidad de saber que el equipo ha crecido tanto, por tantos años”, expresa Villar, quien en 2017 fue condecorada con la Rosa de Oro, la máxima distinción que otorga la Federación Mexicana de Charrería. 

Humberto Herrera explica a El Diario que debido al nivel que tiene el estado dentro de esta práctica femenil, también se seleccionó a los equipos de escaramuza Soles del Desierto y Reencuentro. de Jiménez, Chihuahua, para la producción que culminará el 16, 17 y 18 de abril con una competencia. 

Además de las grabaciones que se están realizando a lo largo de toda la república con las 12 mejores escaramuzas del país para documentar sus historias y triunfos, los equipos que participan en ‘Charras de Acero’ viajarán en abril al Rancho El Pitayo, ubicado en Querétaro, para una contienda de tres días.

“A lo largo de cinco capítulos van a ver lo que hay detrás de esta práctica, el esfuerzo humano y económico que hace una escaramuza por estar en la palestra de los mejores; técnica de cómo montar un caballo, entrevistas con entrenadores, con la familia, los vestuarios”, detalla Herrera.

“Enseñaremos una vista humana de lo que es la charrería (…) Al final, se transmitirá la competencia de las 12 escaramuzas más importantes de México en viernes, sábado y domingo, privilegiando el espectáculo, no tanto la puntuación, con rutinas, calas y giros”, agrega.

Los cinco capítulos de ‘Charras de Acero’ se publicarán en la cuenta de YouTube Charros de Acero cinco semanas antes de la competencia. En estos capítulos se podrán ver las grabaciones que se realizaron tanto en Jiménez, con las escaramuzas Soles del Desierto y Reencuentro, como en Ciudad Juárez con Las Rarámuris.

En la frontera la producción estuvo trabajando en los Médanos de Samalayuca, donde retrataron a las integrantes del equipo juarense montando a caballo sin silla, además de en el lienzo charro Adolfo López Mateos, con exhibición con antorchas, y en el restaurante El Arrancadero, los días 22 y 23 de febrero. 

Mezcla de vanguardia y tradición

Cantante de profesión y padre del artista Diego Herrera, el director general de Charros de Acero aclara que la empresa “es todo un concepto. Una forma diferente de ver y sentir la charrería”.

“Nosotros somos charros de toda la vida. Mis hijos son la cuarta generación de charrería. Vivimos en la Ciudad de México y somos fundadores de Charros del Pedregal, una asociación de charros”, añade. 

Junto a sus hijos Luis Humberto y Diego Herrera, así como a su esposa Clarisa Valle, Humberto Herrera le dio vida a la competencia y serie documental ‘Charros de Acero’ en junio de 2020, con una contienda que seleccionó a los mejores 15 charros completos de México. 

“Esto nace como un hijo de la pandemia, porque nosotros nos dedicamos al espectáculo, somos cantantes, Diego Herrera y yo, pero se paró todo lo del espectáculo con esto de la pandemia y por ahí de junio del año pasado nos juntamos y dijimos: ‘¿qué vamos a hacer?’”.

“Llegamos a la conclusión de que íbamos a hacer eventos deportivos charros, pero con una visión más cargada al espectáculo que al reglamento típico de charrería, así nació ‘Charros de Acero’ (…) También ideamos una serie, que es lo que estamos haciendo aquí (en Ciudad Juárez), una serie donde explicas qué es la charrería, cómo son los charros, una serie que te dice que ya el charro panzón, gordo, borracho y jugador pasó de moda porque los charros de hoy son atletas de alto rendimiento”, explica. 

Con la intención además de elevar el deporte de la charrería y hacerlo accesible para todo tipo de público, tanto para los aficionados como para aquellos que desconocen el tema, la familia Herrera realizó una serie documental y la competencia de ‘Charros de Acero’ en 2020 y transmitió la final a través de Megacable y YouTube.

“Nunca pensé que podría pasar esto. Sin mis hijos no hubiera sido posible. Finalmente es un honor; somos una mezcla de tradición y vanguardia”, expresa. 

Herrera adelanta que, luego de concluir las grabaciones de ‘Charras de Acero’ y de llevar a cabo la competencia de escaramuzas en abril, se realizarán nuevas contiendas: ‘Charros de Acero La Liga’, con los 15 mejores equipos de charros México, y ‘Charros de Acero Kids’, sin mencionar la segunda edición de ‘Charros de Acero’.

Cinco décadas de excelencia 

Acreedora a tres títulos nacionales con la escaramuza Las Rarámuris, Mariquel Villar afirma que la charrería, más que un deporte, es un estilo de vida que ha formado parte de su familia por generaciones. 

La directora de la escaramuza Las Rarámuris cuenta que lleva este deporte en la sangre, pues fue su abuelo Leonardo Villar Apodaca quien fundó este equipo juarense en 1964, mismo año en el que se inauguró el lienzo charro Adolfo López Mateos. 

“La escaramuza Las Rarámuris es muy importante dentro del estado de Chihuahua porque fue la primera que se fundó en el estado. Somos pioneras tanto en el estado como en Ciudad Juárez. Tenemos muchísimos años en esta actividad y la verdad nos sentimos muy orgullosas de pertenecer a esta escaramuza”, expresa.

Con más de cinco décadas de experiencia en esta práctica femenil que consiste en evoluciones coreografiadas a caballo con música, Mariquel Villar recuerda que comenzó a montar con tan sólo cinco años. “Y sigo montando hasta la fecha”, dice orgullosamente. 

Relata que la historia de Las Rarámuris se remonta a 1963, año en el que Leonardo Villar Apodaca fue invitado a un evento de charrería en la Ciudad de México y descubrió a las escaramuzas. Sus atuendos formados por coloridos y representativos vestidos de México lo cautivaron y motivaron a traer esta práctica a Ciudad Juárez. 

Tras su regreso a la frontera, Leonardo Villar extendió una invitación a niñas, jóvenes y adultas a formar parte de la primera escaramuza juarense. Luego, decidió nombrarla Las Rarámuris en honor a la comunidad indígena que nos representa como estado e innovó el deporte con una montura sin silla, también inspirado por los tarahumaras.

“Así fue como realizó su sueño (…) Se le ocurrió la idea de que la vestimenta también podía ser como la de la comunidad rarámuri y que montáramos ‘a pelo’”. 

“Fuimos la primera escaramuza en el país que montó ‘a pelo’ (estilo de cabalgadura sin silla de montura, que es la que une al jinete con el lomo de un caballo). Llegábamos a los lienzos y la gente se paraba al ver esto que nunca habían visto”. 

Mariquel Villar recuerda que a finales de la década de los 70 Las Rarámuris fueron invitadas por el expresidente José López Portillo al Campo Deportivo Militar Marte y al Palacio de los Deportes. 

“Ha sido una trayectoria bastante fuerte y muy significativa”, expone. 

Mantienen vivo el legado

En su papel de directora, el principal compromiso que tiene Mariquel Villar con Las Rarámuris es mantener vivo el legado de su abuelo a través de la disciplina, tradición y enseñanza a las integrantes de su equipo.

“Para mí es un orgullo, es una satisfacción muy grande poder haber seguido con este abolengo que viene desde mi abuelo. Mi madre también montó, mi tía, yo, y ahora mi hija. Somos la cuarta generación que estamos aquí y para mí es un orgullo seguir haciendo esto que nos encanta y lo traemos en las venas”, asevera.

Actualmente, con un equipo conformado por 12 integrantes de entre 15 y 50 años, Las Rarámuris son entrenadas por dos instructores: Heriberto Sáenz, de Jiménez, Chihuahua, y Jorge Moreno, de Tamaulipas. 

“Cuando ellos vienen, es un compromiso de casi 24 horas. Entrenamos tres veces al día, es muy demandante, pero nos encanta y por eso seguimos”, comenta Estefanía Belmonte, de 29 años, quien pertenece al equipo desde que tenía 14. 

“Como público se ve el espectáculo, pero detrás, para nosotras como integrantes, hay desveladas, sudadas, aterradas; realmente dejamos muchos compromisos de la vida diaria y de cosas que pasan fuera del ruedo por estar aquí. Realmente se crea una relación superíntima con las muchachas y los caballos”, agrega.

A punto de cumplir 16 años dentro de la escaramuza Las Rarámuris, la egresada de la licenciatura en Relaciones Internacionales por la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) confiesa que el deporte implica muchos sacrificios y esfuerzos debido a que los entrenamientos son muy intensos, ya que deben controlar a sus caballos con suma pericia para lograr una perfecta coordinación entre todas las integrantes. 

“Conforme vas creciendo, entiendes la tradición, el arte, la cultura y como mujer es un sentimiento de mujer aguerrida. Es un empoderamiento vestirte como charra y portar el traje, como que te cambia, es muy bonito. El ambiente también es muy bonito y familiar, te contagia, es algo que se vuelve adictivo, te llena el alma”, expresa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s