El Duque de Edimburgo en México, un charro muy inglés

En 1964 el Príncipe Felipe realizó una visita en solitario al país azteca. Ahí disfrutó de una presentación especial de ballet folclórico, participó en un torneo de polo e incluso portó el traje de charro.(Captura de pantalla vía YouTube/British Pathé)

Billy Rubio Esquivelvie

El Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo y esposo de la Reina Isabel II, falleció este viernes a los 99 años de edad, tan solo unas semanas después de haber salido del hospital, donde permaneció más de un mes por problemas cardiacos. 

El mundo entero lamentó la muerte de uno de los integrantes de la familia real del Reino Unido y México no fue ajeno al pesar.

Las visitas del Duque a México

Con motivo de su muerte, recordamos las ocasiones en que visitó territorio mexicano, catalogados como momentos históricos por las relaciones diplomáticas entre México y el Reino Unido.

En 1964 el Príncipe Felipe realizó una visita en solitario a suelo azteca en calidad de “embajador extraordinario” y bajo la invitación del Presidente Adolfo López Mateos, el príncipe disfrutó durante su estadía de una presentación especial de ballet folclórico en el Palacio de Bellas Artes, participó en un torneo de polo e incluso portó el traje de charro. 

Acompañado de su esposa, la Reina Isabel II, el Duque de Edimburgo nuevamente visitó territorio mexicano nueve años más tarde. La pareja real arribó a la ciudad de Cozumel, Quintana Roo el 24 de febrero de 1975 y juntos recorrieron localidades de los estados de Yucatán, Guanajuato, Veracruz y el entonces Distrito Federal.

Tras llegar en el yate real Britannia y conocer las playas del caribe mexicano, la pareja viajó a la capital mexicana para reunirse con el presidente Luis Echeverría, quien organizó una cena de estado para ellos.

El buen humor del Duque de Edimburgo

“Los mexicanos son alegres. Me di cuenta por la forma festiva en que actuaban en las vallas, por la música -que no tuve oportunidad de escuchar bien- y por el bullicio”, declaró la Reina Isabel II. Por su parte, el Duque de Edimburgo bromeó con reporteros sobre como en esta ocasión no podría jugar polo: “Ahora no hay tiempo. Esta visita es oficial y el horario está completo”.

Tras esta visita -que fue la primera en la historia que realizaron integrantes de la monarquía británica a México- el Príncipe Felipe y la Reina Isabel II regresaron 10 años más tarde. Entre el 17 y 25 de febrero de 1983, la pareja recorrió la costa del Pacífico mexicano a bordo del yate Britannia.

Los integrantes de la monarquía llegaron a Acapulco, Guerrero y comenzaron un recorrido por los puertos de Lázaro Cárdenas, Puerto Vallarta y La Paz. Durante su estadía se reunieron con los gobernadores de Michoacán y Jalisco y conocieron la Catedral de Nuestra Señora de La Paz, las islas Jacques Cousteau y la laguna Ojo de liebre.

La despedida del Príncipe

De acuerdo a algunos reportes, el Príncipe Felipe no recibirá un funeral de estado ya que no era soberano y llegó a expresar en vida sus deseos de un funeral simple y sin complicaciones. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s