Charrería, el deporte más mexicano


La charrería fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en diciembre de 2016

La charrería es un deporte que conlleva arte y disciplina. Foto: Francisco Rodríguez | El Occidental

Viridiana Saavedra | El Occidental

La charrería es el deporte más mexicano y un estilo de vida que a los charros les gusta compartir con quienes acuden a verles en las charreadas y encantarse con su destreza.

Uno de ellos, Jesús Mora, promotor de la charrería en México y el mundo, quien detalló a grandes rasgos el deporte más mexicano mediante las charreadas, que domingo a domingo en lienzos charros del país pueden disfrutarse en familia.

Son nueve las suertes en las que se dividen las presentaciones: la calada de caballos, piales en el lienzo, coleadero, jineteo del toro, la faena de la terna en el ruedo, jineteo de yegua, manganas a pie, manganas a caballo y el paso de la muerte, explicó “Chuy”, como lo conocen los charros, sentado en una de las gradas del Lienzo Charros de Jalisco, rodeado de turistas y algunos familiares de quienes estaban dentro del ruedo, mientras “echaba tequilita” y disfrutaba de la charreada.

“Aquí recuerdo un refrán que dice ‘no solamente es charro el que monta noche y día, sino aquel que sin haber montado ama, vive y respeta la charrería’ y por eso consideramos que tenemos que empapar a la gente de sentirse parte de la charrería”.

Y es que la charrería es un deporte que conlleva arte y disciplina, motivo por el cual fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en diciembre de 2016.

¿Cómo es un traje de charro?

Son cuatro los trajes de un charro: el de faena, el de media gala, el de gala y el de etiqueta, pero lo que les distingue es el sombrero, pues además de ser un elemento importante para el charro, se convierte en su casco protector en caso de una caída.

Esto, porque calculan que un sombrero, debido a los materiales con los que están hechos y la dureza que representan, pueden proteger hasta el 85% del impacto en la cabeza de los charros, explicó Francisco Gudiño, quien se dedica a fabricar sombreros a base de pelo de conejo y goma alemana que trabaja a base de calor, para darle forma y talla al gusto y medida de sus clientes.

UN SOMBRERO PUEDE PROTEGER HASTA EN UN 85% EL IMPACTO EN LA CABEZA DE LOS CHARROS. FOTO: FRANCISCO RODRÍGUEZ | EL OCCIDENTAL

“El sombrero charro representa a México, más allá del traje o cualquier otro artículo e incluso si vas a otro país con la bandera mexicana, muchas veces no saben que esa bandera es de México, pero si vas a cualquier otro país con un sombrero, en automático dicen que eres mexicano”, explicó el joven, que ha hecho sombreros para vender en México y el extranjero, cuyo costo puede ir desde los 5 mil hasta los 80 mil pesos, dependiendo los materiales y el trabajo que represente su elaboración.

Promueven el gusto por la charrería

Todos los días, a partir de las 10 de la mañana, en el Lienzo Charros de Jalisco, ubicado a espaldas del parque Agua Azul, a unas cuadras del centro tapatío y considerado la cuna de la charrería en el mundo, se reciben grupos de turistas que desean ser charros por un día.

El encuentro se llama “Entre Charros” y durante cuatro horas de lunes a sábado y por casi seis horas en el caso de quienes acuden en domingo y les toca disfrutar de una charreada, les ofrecen un recorrido por la historia de la charrería, por el taller de sombreros, hacen prácticas con la soga, montan a caballo, lazan toros reales, cantan canciones con guitarra y además reciben una degustación de tequila.

La experiencia de quienes quieren vivir de cerca la charrería cuesta 600 pesos para adultos y 300 pesos para niños y personas mayores de 60 años y han sido la mayoría mexicanos radicados en Estados Unidos los interesados por acudir a esos encuentros charros.

LA EXPERIENCIA DE QUIENES QUIEREN VIVIR DE CERCA LA CHARRERÍA CUESTA 600 PESOS PARA ADULTOS. FOTO: FRANCISCO RODRÍGUEZ | EL OCCIDENTAL

“La gente no se espera estar lazando un toro, nunca se visualizaron, pero les reta emocionalmente y ven la situación muy sencilla y se animan, pero el cierre con broche de oro es el trago de tequilita cantando canciones como Cielito Lindo, Viva México y con el sentir de la charrería”, comentó Chuy Mora, motivado por la respuesta que han tenido con quienes los visitan.

“La charrería es de nosotros mexicanos y es digno de conocerse, tienen que venir con todo el ánimo y dispuestos a disfrutar y cuando estén dentro de un lienzo charro, seguramente van a encontrar a un charro que pueda irles explicando cada suerte cómo se juega”.

“En cada mexicano un charro y en cada charro un hermano y cuando todos tengamos ese sentir por México y gritemos Viva México, podremos tener un mejor país”, Jesús Mora, miembro de la Asociación de Charros de Jalisco

Tómalo en cuenta

*La Asociación de Charros de Jalisco se fundó el 14 de septiembre de 1920 y esta semana cumplirá 102 años

*Cada 14 de septiembre los charros acuden a misa en el Santuario de Guadalupe y luego a caballo recorren el centro tapatío hasta llegar al lienzo donde al medio día hacen charreada

*Los charros son devotos de San Salvador Lara Puente, quien en su juventud practicó la charrería y fue canonizado en el año 2000 por el Papa Juan Pablo II.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s