¿Cuál creen que es el deporte nacional de México?


Por: Héctor Zagal

No, no es el fútbol. Parece que fue durante la presidencia de Manuel Ávila Camacho que la charrería fue declarada deporte nacional. Unos años antes, en 1932, por decreto del entonces presidente Pascual Ortiz Rubio, el 14 de septiembre se celebra el Día nacional del charro. La charrería es reconocida por la ONU, desde 2016, como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. ¿Sabían que los charros son considerados como una reserva del Ejército Mexicano? No por nada participan en los desfiles militares del 16 de septiembre.

El origen de la charrería se remonta a la conquista española, pues fueron los españoles quienes introdujeron el ganado bovino, ovino y equino en la Nueva España. En un primer momento, para mantender su dominio sobre los pueblos conquistados, la Corona prohibía a los indígenas montar a caballo, salvo a los tlaxcaltecas, quienes sí podían hacerlo.

Una fecha importante en la historia de la charrería es el 16 de noviembre de 1619, cuando el virrey aprobó que 22 indios pudieran montar a caballo y ayudar a pastorear a 100 mil cabezas de ganado en la Hacienda de Santa Lucía en el actual estado de Hidalgo.

Desde entonces empezaron a popularizarse tanto las faenas ganaderas como el arte ecuestre. Los indígenas que montaban a caballo como parte del trabajo rural empezaron a demostrar sus habilidades y a desarrollar todo tipo de desafíos para probar quién era el mejor.

Ya en el siglo XIX la destreza del charro con la reata era legendaria. Con ella podía desmontar a otro jinete y hasta desarmarlo. La destreza de los charros fue aprovechada por Benito Juárez, pues formó una tropa conocida como “Guardia de Rurales” para que cuidara los caminos y protegiera a los viajeros de los asaltantes.

La palabra charro viene del vasco “txar”, que significa, entre otras cosas, defectuoso. Quizás los españoles se referían con el nombre de charro a los jinetes indígenas amateurs. Ahora, aunque a veces se confunde el traje de charro con el de mariachi, la esencia es totalmente distinta. El traje de charro es ropa de trabajo, no de músico. Las suertes de la charrería son cosa seria. Uno de los grandes promotores del atuendo de charro fue Maximiliano de Habsburgo. No sólo se rodeaba de los charros más vistosos, sino que él mismo se vestía así, y dicen que hasta perfeccionó el pantalón de charro.

¿Y las mujeres? Su entrada oficial a la charrería habría sido en 1953, cuando el señor Evardo Camacho y el instructor Luis Ortega crearon la escaramuza charra dentro de la Asociación Nacional de Charros. Entonces la escaramuza estaba formada por niños y niñas de cinco a nueve años. La escaramuza fue tan exitosa que fue ganando popularidad entre el público y entre las niñas y mujeres interesadas en el deporte. Fue así que, eventualmente, se incluyó una categoría femenina en la charrería. ¿Han visto las competencias de escaramuzas? Es impresionante ver la coordinación de las ocho mujeres al momento de dirigir a sus caballos.

¿Les gusta la charrería?

Sapere aude! ¡Atrévete a saber!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s