Siguen bajas calificaciones en torneo charro nacional de Zacatecas

  • Con una sola mangana a caballo, los de Quintana Roo se quedaron con 286 puntos
  • Solo destacó El Roble en la nocturna con 268 unidades
  • Don Enrique Torres Navarro “Quesadilla”, una vida dedicada a la Charrería
  • La mítica Toma de Zacatecas, punto de inflexión de la Revolución

En el arranque de la jornada del martes en Zacatecas, la suerte se les volteó a los Tres Regalos de Quintana Roo en manganas, pues con una sola de cuenta se quedaron con 286 unidades y redujeron sus opciones de clasificar a semifinales el Campeonato Nacional del Mezcal y la Plata 2022.

En acciones celebradas en el Monumental Lienzo “Antonio Aguilar Barraza” de esta hermosa ciudad con rostro de cantera y corazón argentífero, en este primer acto de la doble cartelera, las huestes peninsulares se quedaron con las ganas de rebasar la línea de la excelencia, en tanto que los dos escuadrones hidrocálidos que les acompañaron corrieron con peor fortuna: Las Tres B se quedaron con 241 tantos y Rancho La Trilla acabó con 173 unidades.

En el compromiso vespertino, El Roble de Nuevo León fue el ganador con 268 puntos, por delante de Rancho El Potrillo de Aguascalientes, que logró 230 unidades, y del escuadrón zacatecano Jaral del Progreso con 155 tantos.

Hasta el momento han actuado 18 equipos de los 42 escuadrones programados para esta ronda eliminatoria, siendo que faltan tres charreadas por celebrarse el miércoles y cuatro más el jueves, recordando que serán precisamente 18 quienes clasifiquen a la etapa de semifinales de la primera edición.

Los hidrocálidos de Las Tres B comenzaron su historia hace una década y ese mismo 2011 se ciñeron el cetro estatal, repitiendo en el 2017, abonándose otros certámenes como La Sierra, el Torneo de la Amistad, Amigos de La Chona, Feria de San Marcos 2019 y el evento de Las Calaveras.

Es un equipo plagado de jóvenes que promedian los 22 años, donde los charros de experiencia son Leoncio Mejía y Rigoberto Mejía, pero con muchas ganas de trascender y hacer bien las cosas.

El equipo Rancho La Trilla es oriundo de Aguascalientes, emergiendo como campeones estatales en el 2013, año que se fundó la asociación y tienen dos subcampeonatos, habiendo asistido al Congreso y Campeonato Nacional Tepic 2013.

Es un equipo familiar, conformados por jóvenes de una misma generación, compañeros de preparatoria y carreras universitarias, que se conoce desde hace muchos años. El Campeonato Manuel Esparza y otro, en Tanque de los Jiménez, son de aquellos torneos que han conquistado.

Los Tres Regalos ya probaron las mieles de una corona nacional, en el Campeonato Jalisco 2014 y siguen más vigentes que nunca, consolidándose como los mejores de Quintana Roo, amén de ser multicampeones en la entidad peninsular.

Han realizado cambios en el equipo y siguen con banderas desplegadas a los sitios de honor. Es un equipo de guerreros y que siempre salen a tratar de agradar al respetable, poniendo algo más que vida y corazón.

Pese a dos piales y una sola mangana, Tres Regalos se colocaron en la sexta casilla general de los 18 que avanzarán a semifinales, quedando aún 24 elencos por entrar en liza.

Los Tres Regalos lograron 286 unidades, tras calar de 41 puntos por conducto de Braulio Arredondo, cuya cabalgadura presentó punta de 19 metros en dos tiempos; Luis Ángel Briseño acertó par de zarpazos de 23 cada uno en el pialadero, pero reventó el tercer pial. En colas alcanzaron 71 y de esos 35 de Juan Manuel Cervantes, 31 de Luis Miguel Basurto y el resto del joven Juan Francisco Cervantes.

En la monta de toro, Rodolfo Rocha sumó 10 buenos, acumularon a continuación 59 de la terna, de lo que fue lazo de 29 de Briseño y 30 del pial del ruedo que rubricó Jaime Michel. 

Guillermo Linares también le quitó 10 a la yegua, menos siete en manganas a pie, 28 buenos de la única mangana a caballo que agarró Luis Miguel Basurto, pero resaltó Alberto Reyes con su magnífico paso de la muerte, acompañado por un solo arreador, cobrando 28 tantos.

Las Tres B de Aguascalientes arrancaron su participación con 24 buenos de la cala de Francisco Landeros, dos piales de Rigoberto Mejía de 18 y 20, más otros  71 en colas y de esos, con 38, levantó la mano Luis Alonso Bernal, más 24 de Leoncio y lo demás por conducto de Rigoberto Mejía.

De mínima fueron sus jineteadas, cada una de 10 puntos, siendo la de toro de Octavio Padilla y otra más de yegua de Gustavo Vázquez, luego 43 de la terna que completaron César Alejandro Puentes y Rigoberto Mejía, anotando 25 y 18 de sus lazos.

Posteriormente solo una mangana a caballo de 23 de Luis Alonso Bernal y con los 22 del paso de la muerte que completó Gustavo Vázquez para sus 241 puntos.

Rancho La Trilla de Aguascalientes alcanzó 173 puntos, iniciando con el pie izquierdo al ser descalificada la cala de Diego Bernal ya que la cabalgadura se negó a la rienda y levantó las manos en el primer medio; sin pial y apenas 29 de las colas, siendo el mejor coleador Gabriel Bernal con 19.

Ramiro González aportó 17 en el jineteo de toro, la terna le fue ejecutada por Ricardo Villagrana González y Ricardo Villagrana Mazatán, cuyos lazos fueron calificados con 22 idénticos puntos, alcanzando a ahorrar un minuto.

Posteriormente, Ramiro González ganó 19 de la monta de yegua, una mangana a pie de 24 de Abel Bañuelos y otra a caballo de 25 de Ricardo Villagrana González, más 20 finales del paso de la muerte que ejecutó José Sánchez.

La charreada nocturna

Jaral del Progreso es un equipo que nació con estrella, ya que en su debut en 1985, fueron los campeones estatales de Zacatecas, con el total respaldo de la familia Flores.

El cetro lo consiguieron en Monte Escobedo y para el 2015 fueron subcampeones en Trancoso, amén de participar y ganar un par de Regionales. En dos ocasiones han ido a la Fiesta Grande, 1994 en Querétaro y 2000 en Pachuca.

El Roble de Nuevo León ya rebasó los 50 años de fundación y el equipo sigue camino al éxito, entrando en los mejores a lo largo y ancho del país.

Son multicampeones estatales, un elenco que combina juventud con experiencia y que sigue la ruta marcada por el patriarca don Álvaro Perales y que les gusta entrar a buenos torneos, sin descuidar claro su zona en el Norte del país.

El equipo Rancho El Potrillo de Aguascalientes comenzó en 2010 y en los tres últimos estatales han dado mucho de qué hablar. Fueron campeones en el 2020 y tercero al año siguiente, habiendo asistido al nacional en casa.

En el 2022 ya entraron al primer Estatal y lograron 358 puntos, esperando el segundo y repetir para lograr boleto a la Fiesta Grande. El PUA hidrocálido, Manuel de Jesús Esparza de Lara, es el mandamás de este elenco, que ganó recién torneos con Compadres de Jalisco y el Pre-Estatal de Calvillo.

El Roble de Nuevo León se quedó con 268 puntos, cala de 38 unidades de Matías Rubio, 58 de colas, con 23 tanto de Jorge Perales como de Óscar Arellano y 12 de Vicente Rojas.

Daniel Vázquez le ganó 14 al toro, agregaron 58 en la terna, con lazo de 28 que acertó Jorge Jiménez y 30 del pial en el ruedo de Óscar Arellano, ahorrando dos minutos del tiempo reglamentario.

Sin fortuna en la monta de yegua, una mangana a pie que derribó Óscar Arellano para 30 y Jorge Jiménez iluminó la noche con sus tres manganas a caballo, cosechando 70 buenos, aunque no pudieron refrendar con el paso de la muerte.

Con 230 puntos finales cerró la actuación de Rancho El Potrillo de Aguascalientes, con 37 de Álvaro Prieto en la suerte del silencio, pial de 20 en las canillas de Federico Molina y 59 del equipo en el derribe de cuero, con 27 por parte de José de Jesús Gutiérrez Gallo, 20 de Rubén Berumen Ramírez y 12 de Manuel Esparza Corral.

Nada en la monta del toro, lazo cabecero de 28 que logró Rubén Berumen y pial de 29 por parte de Roberto Ruiz Rojero, con un ahorro de dos minutos y medio. 

Sin suerte en la yegua, una solitaria mangana a pie que cuajó Rubén Berumen de 28, sin fortuna a caballo y un estupendo paso de la muerte que ejecutó el valiente Carlos Quezada en solitario, de 29 unidades.

Pese a cerrar puertas grandes con 104 tantos, Jaral de Progreso se quedó con 155 puntos finales. Tras calar de 31 puntos por parte de Jorge Flores Medina, un buen pial de 18 que agarró Saúl Ramírez y en el coleo cobraron 55, 29 de ellos de Adolfo, 15 de José Alberto y 11 de Jorge Benito Flores Robles.

En blanco en la jineteada de toro, en la terna solo contó el lazo cabecero de 26 de Saúl Ramírez Delgado pues se les acabaron las oportunidades. Miguel Jaramillo cobró otros 10 de la monta de yegua, no agarraron manganas y 19 del paso de la muerte de Antonio Acuña, sellando su calificación final.

Andanzas de Don Enrique “La Quesadilla”

Don Enrique Torres Navarro, conocido popularmente como “Quesadilla”, es todo un personaje del Más Mexicano de los Deportes, desde hace casi 43 años de los 80 que cumplirá de edad próximamente.

Es calígrafo que ha pintado todos los Congresos y campeonatos Nacionales que se han celebrado en Zacatecas, comenzando en 1979, 1990, 1995, 2002, 2008, 2012 y 2018.

Este 2022 quiere despedirse de los lienzos charros, ya que en julio próximo estará cumpliendo 80 años de edad.

“Ya me siento cansado, me duelen las piernas y creo que el mejor escenario para retirarme es en el próximo Estatal Zacatecas y cerrar con el Nacional 2022. Gracias a don Carlos Mier Macías que me invitó a trabajar en 1979, sigo aquí en la charrería. No sabía nada de calear, me hizo un mapa o croquis, los lugares que tenía que ponerle cal y pintar rayas. Le dije que si en la primera charreada del Nacional 1979, las cosas no salían bien, me iría, pero con la sorpresa que aquí sigo”, destacó.

Tiene muchas satisfacciones como haber conocido a Don Antonio Aguilar Barraza, al Gobernador General Fernando Pámanes Escobedo y haber recorrido casi toda la República Mexicana por su trabajo, ese que hacen los héroes anónimos.

Lo mejor, sin duda, es tener tantos amigos en la charrería, amenizando con sus bailes en pleno ruedo cuando realiza su labor de pintar los escenarios del único deporte mexicano.

“Disfruto cada momento y sé que mi final de decir adiós de mi sagrado trabajo está a la vuelta de la esquina. Aprovecho para agradecer en todo lo que vale a la Gran Familia Charra por sus atenciones para con su servidor”, terminó diciendo.

La Toma de Zacatecas

La Batalla de la Toma de Zacatecas fue un hecho de armas sucedido el 23 de junio de 1914, en el cual el General de División Francisco Villa, al mando de las fuerzas revolucionarias, logró hacerse de esta plaza venciendo a las fuerzas federales del General de División Luis Medina Barrón, lo que despejó el camino hacia la Ciudad de México.

Francisco Villa, al mando de la División del Norte, marchó rumbo a Zacatecas, donde se unió con las fuerzas de Pánfilo Natera. De inmediato, Villa delegó la iniciativa en el General Felipe Ángeles, quien tuvo el mérito indiscutible de realizar todo el plan de operaciones para la toma de la plaza. Para ello contó con 20,500 hombres y 38 piezas de artillería.

La plaza de Zacatecas estaba defendida por el General de División Luis Medina Barrón, al mando de 14 mil hombres del Ejército Federal y 14 piezas de artillería.

La importancia de esta batalla es amplia. Fue la acción más sangrienta de la revolución constitucionalista, con la pérdida combinada de casi 10 mil hombres; rompió la columna vertebral de las fuerzas del Ejército Federal, y dejó libre de obstáculos el avance rumbo a la Ciudad de México, lo que precipitó la caída del gobierno del usurpador Victoriano Huerta Márquez.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s